—Quiero ser comedido para no dejarme llevar por el entusiasmo. Una experiencia, para mí, única. Borbotones de emociones y sensaciones. Desde el olor a madera nueva de los bancos y mesas corridos, hasta el ir y venir de sentimientos que se agarran a la tripa y se expresan a veces en húmedas gotitas que hacen brillar los ojos. Emoción, impacto, profundidad, tristeza, alegría. Si, tristeza y alegría. Son compatibles. Hay dolor y sufrimientos vacuos, gratuitos, destructivos. Pero hay otros que son productivos, que tienen significado, sentido, capaces de generar serenidad, sosiego. La alegría del sufrimiento cuando desde el fondo doloroso ves la luz de la superficie en ocasiones utópica. Terminada la función se produjo un silencio sereno. Alguien me comentó, ¡ha sido triste! y lo decía con una sonrisa. No sé muy bien cómo explicar. Un hilo, una vibración, unió los mejores sentimientos de todos los que estábamos. La explosión de los aplausos habló por sí sola “.

-Traducción de crítica publicada por Agus Perez en “BERRIA” 04/10/2016

‘Último tren a Treblinka’


Dirección: Mireia Gabilondo. Idea original y argumento: Ana Pimienta, Fernando Bernues. Texto: Patxo Telleria. Lugar: Donostiako Larratxoko Kultur Gunea.

Decía Janusz Korczak que es fácil morir por una causa: es mucho más difícil vivir por una idea. El médico y pedagogo organizó un orfanato en el gueto de Varsovia, que junto a su incansable compañera de trabajo Stefania Wilczynska dió una increíble lección de humanidad y dignidad ante la crueldad de los nazis. Descubrir su figura y ejemplo encendieron en Ana Pimenta el deseo de llevar al escenario este espectáculo.
Aquel orfanato contaba con doscientos niños y niñas y los espectadores hemos ocupado entorno a doscientos lugares en aquella sala principal, tumbados en las literas o sentados ante las mesas de madera. En cada extremo de la habitación se han dispuesto otros espacios significativos para la acción, así como la consulta y la oficina del médico, un espacio para las representaciones teatrales y la sala para la música, donde Eneko Sagardoi tocaba con delicadeza un viejo piano. Los actores han circulado alrededor de nosotros los espectadores porque hemos sido parte de todo ello, y se ha aprovechado hasta la última posibilidad que ofrecía el espacio, empleando con sabiduría/destreza la puerta que daba al exterior, ya que los visitantes –nazis y judíos- han entrado por ella, y porque por ella han salido los niños, niñas y los dos adultos hacia el tren que los llevaría hasta Treblinka, camino al holocausto.

“—Hoy han ido otras amistades euskaldunas a ver la obra en euskera…, absolutamente impactadas, conmovidas; me dicen “una  gran obra”.

“—Impresionante. Emocionante. Excelente interpretación, ambientación, música. Remueve nuestro interior: tristemente sigue ocurriendo. No se la pierdan”.

“—Yo lloré en el “Tren”, pero eso me parece colateral. Lo importante es que ” me tocó”, me pegó en el corazón y en las vísceras…”.

“—Una obra que mueve y conmueve tanto por la historia en sí, como por una actuación impresionante de sus actores y actrices que te atraviesa el alma”.

“—Historia del viaje de un gran hombre que no debería haber sido truncado”.

“Ultimo tren a Treblinka”. Una terrible parte de la historia totalmente recomendable. Las interpretaciones y puesta en escena te hacen vivir en primera persona una experiencia única.”

“—Todavia no se me ha pasado la congoja, estoy emocionado y parte es por la ambientación. Sinceramente zorionak. Porque uno no se da cuenta hasta que te marchas y reaccionas; es que ni me he planteado que era atrezzo! ¡Gracias por haber hecho esto posible, por contar esta historia tan bien!!!”.

“—Último tren a Treblinka nos da a conocer a un ser humano extraordinario y consecuente que entregó su vida a los niños pero, además, nos cuenta desde la ternura otras historias importantes… historias de amor, dignidad, pedagogía, lucha por la supervivencia y la justicia, crecimiento y superación personal, el teatro dentro del teatro…”

“—#UltimotrenaTreblinka antzezlana, zoragarria, unkigarria. Zorionak @VaivenProd ekoizpenarengatik”.

“Para mí, una función redonda se mire como se mire. Se merece varios premios…”

“Magnifica obra .  No os la perdáis. La vimos en Donosti, a pesar de su crudeza es un canto a la humanidad.”

“—Emocionante e intenso #UltimoTrenATreblinka: el público “entra” al orfanato del dr Korczak. Gran ovación en Larratxo”.

“Fuí a ver Ultimo tren a Treblinka con mis hijos, y la experiencia ha sido inolvidable. Tienen 11 y 14 años y no habíamos vuelto al teatro juntos desde su infancia. La obra nos entusiasmó, pero además nos dio la oportunidad de hablar en profundidad sobre el miedo y la dignidad, y me sorprendí de sus reflexiones… Aprendí y sigo aprendiendo. Gracias por vuestro hermoso y contundente trabajo.”

“—Preciosa obra para conocer a un gran hombre, qué pena que escaseen…. Emociones a flor de piel”.

“—Ze ederra. Gomendagarria baina dena agortuta. Pribilegioa dutenak disfrutatuko dute. #treblinkaraazkentrena”.

“—Extraordinario #UltimotrenaTreblinka. Zorionak eta eskerrik asko @VaivenProd . Una experiencia fantástica”.

“—Me impactó muchísimo la obra, las actuaciones son estupendas y al formar parte el público de los niños del orfanato es aún mucho más impactante. Gracias por tener la valentía de hacer esta obra.

“—Texto valiente, comprometido y veraz con los hechos históricos. La puesta en escena magnífica (utilización de todo el espacio del teatro como escenario de la obra). Felicidades a todo el equipo (guion, dirección, actores, escenografía, etc...), recomendable. Habrá que hacer promoción para que la obra se represente en todas las ciudades y pueblos de España. FELICIDADES”.

“— Mi hijo de 15 años, que está en plena adolescencia y que en algunos momentos parece que va sobrado, salió llorando como una macarena y cuando me dijo mamá, es que la abuela tenía 15 años cuando esto estaba pasando me hizo comprender lo magnifica que es la obra, su representación y escenificación. Bravo, bravo y bravo. Sólo siento haber ido el último día y no poder recomendarla a más gente. VIVA EL TEATRO”.

“— Pocas veces se puede sentir desde tan dentro una representación teatral. Se siente muy directamente sentado en una de las literas, observando desde dentro del escenario. Y se ríe y se llora junto con los actores. Una experiencia estupenda y excepcional, altamente recomendable”.

“— Una obra humanamente sobrecogedora.

La disposición de la sala hace que te veas inmersa en la historia. Aunque es una historia muy cruda, y real, lo que subyace es un himno a la voluntariedad, a la supervivencia del espíritu. Me encantaron las canciones y la música que se contraponen al dramatismo de la situación. La emoción a flor de piel”.

  • facebook-square
  • Pinterest Social Icon

© 2017 Vaiven Producciones